sábado, 29 de agosto de 2009

Me hicieron rockera


Antes que nada quiero agradecer a todos mis amigos y a los no tanto, a los que, aunque sea por curiosidad, entran a leer las palabras que salen de mi y terminan en oraciones y relatos. GRACIAS, llegué a las 100 visitas que no es lo mismo que 100 visitantes pero está bueno igual. Me incentiva a seguir escribiendo. Está bueno tener este espacio para escribir y publicar y tener el honor de ser leída. fue el agradecimiento porque me aburro hasta yo.

Estoy bajando un poco de rock nacional. Confieso que me hicieron rockera, no nací de este palo, pero mis amigas del colegio escuchaban eso y me bautizaron, de la misma manera que mi hermano me hizo de Boca.

Hoy fué el festejo del cumple de la Dra. Son las 6:04 am, lo que indica que el cumple estuvo bueno. Encontrame con amigos, bailar, fumar y cerveza. La Dra era una Marilyn sobre la alcantarilla de vestido violeta. J, J y F que lindo verlos! Somos amigos desde hace más de 10 años, hubo etapas del Odeon, Coyote Pilar, El roxy (algunos todavía giran por éste último..no sé como hacen, bueno en realidad si sé, el lugar está lleno de pendejas que son su comida preferida. Creo que la última vez que fui fue hace dos años y ya me sentía una tía).

Suena un poco de amor francés, que pendeja trola que era bailando esto... le hecho la culpa al colegio de minas solas, obviamente algún trastorno me tenía que generar no interactuar con pibes. Y encima ir a un colegio donde era pecado darte un beso si no estabas de novia para lo cual terminé inventando un noviazgo de una noche a los 17 porque no aguanaba más. Me acuerdo perfecto, fue en una fiesta de egresados del Santarcicio (no sé como sé escribe y me da paja googlear). Estaba el chico que me gustaba del champagnat, a quien había visto por primera vez en Caix matinee. Tenía una mezcla de amor platónico y obsesión.. igual purita y todo como era no me comporté tan inocentemente. Cuestión que estaba A, el objeto de mi afecto, y borracha como estaba le pedí que me cuidara los zapatos que me estaban matando. Y mientras él cuidaba mis zapatos terminé a los besos con un amigo de él. Cualquiera... igual les confieso que poco me importaba. Volví a mi casa en el auto de Daniel, el señor que hacía el pool para el grupo de amigas. Un renault 12 breck azul marino que tenía desde secador de pelo hasta esmalte de uñas. Mis amigas conmocionadas por mi noviazgo y yo festejaba en silencio la nueva experiencia sabiendo que el título era más trucho que el de Giselle Rimolo. El día siguiente fue pura verguenza, tenía el labio más hinchado que el de Raquel Mancini a tal punto que una profesora me preguntó que me había pasado e inventé que me había chocado con una puerta.

Con A me di unos besos un tiempo después, lo que me convirtió en el comentario del colegio, me sentía fuera de lugar eso seguro, no sentía que estaba haciendo nada que mereciera tanta atención. Detesté la etapa del colegio.. lo único bueno fueron las amigas, mis 3 amigas, con las que me reí tanto.. a ellas dedicado este post... por aquellos buenos viejos tiempos!

1 comentario:

Soledad dijo...

Recuerdo ese día después del primer beso, sobe todo tu labio hinchado. No había ninguna mentira que pudiera cubrir lo obvio, habías estado a los besos !!!
Gracias por regalarme y a la vez dejarme compartir con vos la amistad con la Dra.